Please use this identifier to cite or link to this item: https://repositorio.uca.edu.ar/handle/123456789/10750
Título : El verdugo de sí mismo: Baudelaire después del juicio
Autor : Cámpora, Magdalena 
Palabras clave : Baudelaire, Charles, 1821-1867LITERATURA FRANCESAANALISIS LITERARIODATO BIOGRAFICOCENSURA
Fecha de publicación : 2020
Editorial : Leviatán
Cita : Cámpora, M. El verdugo de sí mismo: Baudelaire después del juicio [en línea]. En: Romero, W., Vogelfang, L. (ed.).Violencia y parodia : estudios de literatura francesa y francófona. Buenos Aires : Leviatán, 2020. Disponible en: https://repositorio.uca.edu.ar/handle/123456789/10750
Resumen : Es esta la historia de una indignación, que empieza en la tarde del 20 de agosto de 1857 en la Sexta cámara del Tribunal correccional de París, tras la condena por ultraje a la moral pública de Las Flores del mal. Como saben, este es el segundo juicio al que es sometido el ciudadano Baudelaire, tras el humillante proceso de tutela que a la edad de veintitrés años lo infantiliza en términos legales hasta el momento de su muerte. Como lazo físico entre ambas condenas aparece la figura del escribano Narcisse Ancelle, el tutor que le había sido asignado quince años antes, y que asiste, solidario, al juicio del libro. No cuesta demasiado imaginar la carga psicológica que debe haber significado, para el poeta, esta presencia del tutor legal de su fortuna en la ceremonia jurídica de desposesión de su soberanía como autor. Nuevamente Baudelaire – que el fiscal imperial Ernest Pinard describe en su alegato como un “espíritu atormentado”, como una “naturaleza inquieta y sin equilibrio” (Baudelaire 1975, 1209)– nuevamente Baudelaire se ve incapacitado para decidir sobre lo propio: primero la herencia, luego la obra. En Charles Baudelaire, sa vie et son œuvre (1869), el amigo Asselineau contará que esa tarde, al salir de la audiencia, el poeta estaba “atontado por la condena” y que al preguntarle si acaso pensaba que lo iban a absolver, le contestó: “¿Absolverme? ¡Pensé que iban a hacerme un desagravio!” Para seguir con el desconcierto, apunta André Guyaux (2007, 1032) que Baudelaire estaba muy sorprendido de que su acusador Pinard no lo invitara a cenar esa misma noche después del juicio, en un gesto que puede interpretarse –y ambas interpretaciones siempre son posibles con Baudelaire– desde el deseo de pertenecer, o desde el ejercicio a lo Poe del demonio de la perversidad. Esta es la mitografía, basada en la minuta baudelairiana tal como se la puede encontrar en el libro de Guyaux o en la micro-historia de Poggenburg (1970). Es el primer relato de una reacción epidérmica, en lo inmediato. Lo que yo quisiera muy someramente presentarles, en este nuestro encuentro argentino, es una lectura de los efectos del juicio que ponga en evidencia la respuesta individual a la violencia de Estado; una lectura de las formas simbólicas que Baudelaire inventa para denunciar al poder como criminal en su farsa de justicia...
URI : https://repositorio.uca.edu.ar/handle/123456789/10750
ISBN : 9789878381060
Disciplina: LITERATURA
Derechos: Acceso abierto
Appears in Collections:Libros/partes de libro

Files in This Item:
File Description SizeFormat
verdugo-si-mismo.pdf924,9 kBAdobe PDFThumbnail
View/Open
tapa.jpg230,18 kBJPEGThumbnail
View/Open
Show full item record

Page view(s)

49
checked on Apr 20, 2021

Download(s)

30
checked on Apr 20, 2021

Google ScholarTM

Check


Altmetric


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons