Please use this identifier to cite or link to this item: https://repositorio.uca.edu.ar/handle/123456789/12911
Título : C. A. J. Coady, Testimony. A Philosophical Study. Clarendon Press. Oxford 1992. 12 + 324 páginas. ISBN 0-19-824786-9
Autor : Sacchi, Mario Enrique 
Palabras clave : CONOCIMIENTOGNOSEOLOGIAFILOSOFIARESEÑAS
Fecha de publicación : 1995
Editorial : Pontificia Universidad Católica Argentina. Facultad de Filosofía y Letras
Cita : Sacchi, M. E. C. A. J. Coady, Testimony. A Philosophical Study. Clarendon Press. Oxford 1992. 12 + 324 páginas [en línea]. Sapientia. 1995, 50 (195-196). Disponible en: https://repositorio.uca.edu.ar/handle/123456789/12911
Resumen : Resumen: El autor, quien es profesor de la Universidad de Melbourne, acomete en este libro el estudio del testimonio en su más amplia acepción, es decir, como dato o conjunto de datos que atestiguan algo, de modo que, aprovechando una frase de J. L. Austin, puede expresarse que es una «fuente de conocimiento» (p. 3). Pero existe una larga tradición histórica que habría negligido la función del testimonio en orden a la formación de creencias razonable s. Pocos pensadores parecen haber escapado a la tentación de caer en ella, uno de los cuales ha sido Hume. No obstante, esta negligencia, a estar de las palabras de Coady, persiste con intensidad en nuestros mismos días. Al menos parcialmente, Santo Tomás, en cambio, habría realzado el valor del testimonio en sus exposiciones sobre la adhesión del hombre a aquellas cosas conocidas por medio de la fe. El autor sindica al Aquinate como a alguien que ha elaborado una «interesting and subtle theory» donde se compaginarían tanto la importancia de los datos testimoniales, llegados a nosotros para nuestro asentimiento o nuestro rechazo, cuanto la jerarquía de los principia per se nota al modo de puntos de partida de las construcciones sistemáticas del saber científico (pp. 16-17). Pero esta actitud, igual que la anterior de los filósofos griegos y la propia de San Agustín, implicaría que entre los principios evidentes y los testimonios se daría una suerte de tensión que afectaría la consistencia del conocimiento obtenible a través de unas u otras fuentes. Siguiendo a Austin, Coady estima que una noción aceptable de testimonio sería aquélla que lo tiene por un illocutionary act, o sea, por un acto «que puede ser y normalmente es ejercido bajo ciertas condiciones y con ciertas intenciones como para que podamos pensar naturalmente de la definición como algo que nos suministra las convenciones que gobiernan la existencia del acto de atestiguar» (p. 25). Coady insiste en la magnitud y en la relevancia de los datos testimoniales, al grado tal que el testimonio «no es un procedimiento arcaico restringido a los tribunales judiciales, sino un acto verdaderamente fundamental que nos ocupa varias veces al día» (p. 54). De todas formas, es estacable el esfuerzo del autor en orden a destacar que el testimonio, si no hemos entendido mal su propuesta, debe ser visto esencialmente como una fuente del conocimiento humano, un surtuidor de informaciones a partir del cual los hombres pueden elaborar teorías y avanzar en la emisión de enseñanzas en las que se concreta uno de las más valiosos ofrendas al tesoro de la humanidad. La obra se lee con un interés que no decae en ningún momento, a pesar de las reservas que tal vez susciten las actitudes filosóficas personales de quien la ha escrito con particular esmero.
URI : https://repositorio.uca.edu.ar/handle/123456789/12911
ISSN : 0036-4703
Disciplina: FILOSOFIA
Derechos: Acceso abierto
Appears in Collections:SAP - 1995 Vol L nro. 195-196

Files in This Item:
File Description SizeFormat
c.a.j-coady-testimony.pdf19,5 kBAdobe PDFThumbnail
View/Open
Show full item record

Page view(s)

28
checked on Aug 9, 2022

Download(s)

25
checked on Aug 9, 2022

Google ScholarTM

Check



This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons